Jason Nicco-Annan, Content Executive, United States   20 abril 2018

“A

El empresario nigeriano radicado en Nueva York Chekwas Okafor es el fundador y director ejecutivo de ONCHEK, una plataforma de comercio electrónico para la moda de lujo africana.

Con el relato de persuasivas historias a través de productos, novedosos eventos y contenidos editoriales, ONCHEK pretende convertirse en "la empresa de moda africana más atractiva del mundo".

Chekwas Okafor nos habló de ONCHEK, de su herencia nigeriana y de los muchos beneficios que ofrece vivir en Nueva York.

“A

Háblanos un poco de tus orígenes.

Nací y me crié en Nigeria y me fui a los Estados Unidos en 2009. Me mudé a Carolina del Sur para ir a la universidad, donde estudié Biología y Ciencias del Medio Ambiente en Voorhees College. Después de la universidad me trasladé a un espacio industrial de Los Ángeles durante un tiempo, y luego me mudé a Kansas City, donde trabajé en el programa de Desarrollo de Seguridad, Salud y Medio Ambiente llamado Owens Corning.

Durante todo ese tiempo supe que quería hacer algo por el continente, pero no estaba seguro de qué. Cinco años más tarde tuve la idea de crear una empresa dedicada a la moda de lujo africana.

Quería crear algo que aportase valor y fomentase la cultura.

ONCHEK se lanzó en septiembre de 2016, y comenzamos a trabajar con unas siete marcas africanas de moda de lujo, y ahora llevamos dieciocho marcas.

¿Qué te trajo a Nueva York?

Cuando se me ocurrió la idea de ONCHEK, me di cuenta de que tenía que estar en Nueva York si quería crear una empresa de moda sostenible. Y justo coincidió que había una vacante en Owens Corning para Nueva York, así que me trasladé y trabajé allí durante dos años y medio. Vivía en Albany, en el estado de Nueva York, que está a dos horas y media de la ciudad, así que tenía que ir y venir para reunirme con modelos, diseñadores y otros creativos de la ciudad. Ahora vivo en Brooklyn.

¿Qué crees que es lo que más te atrae de la ciudad? ¿Qué beneficios ofrece la diversidad de Nueva York?

A ver, esto es la ciudad de Nueva York, ¡aquí es donde está la moda! Alrededor del 70 % de nuestros clientes de EE. UU. están en Nueva York, de modo que tienes que estar donde están tus clientes. He podido entregar en mano personalmente los productos y ofrecer un magnífico servicio al cliente. Todas las grandes comunidades de la moda y la tecnología están presentes en la ciudad, y formar parte de eso es algo increíble. Saco provecho de todas esas oportunidades y de la serendipia que eso supone.

Vivo en la avenida Nostrand, en Brooklyn, una zona mayoritariamente haitiana. Algunos días escucho tocar música nigeriana en el piso de abajo. Hay una tienda de conveniencia que vende comida africana, un salón de belleza y peluquería africano y una barbería haitiana al otro lado de la calle. No se escucha inglés en unas dos manzanas, ¡y para mí eso es algo absolutamente hermoso! Es agradable estar tan cerca de la diversidad y la cultura.

¿Qué te ofrece Nueva York y qué crees que aportas a Nueva York?

Ofrezco a Nueva York nuestra compañía y mis experiencias; el hecho de que tengamos este producto para poder servírselo a los clientes es nuestra mayor aportación. Este es el lugar más diverso, y eso significa que las personas son de mente abierta de manera natural. Y puesto que son de mente abierta, se probarán una sudadera MaXhosa de Sudáfrica o alguna otra marca africana de la que nunca hayan oído hablar hasta ahora. Obviamente somos una empresa joven, pero estamos haciendo que la moda de lujo africana sea accesible al resto del mundo.

El objetivo de tu empresa es convertirse en "la empresa de moda africana más atractiva del mundo". ¿Cuál es el aspecto más complejo para poder lograr eso?

No veo a ONCHEK simplemente como una plataforma de comercio electrónico para la moda de lujo, nos veo haciendo mucho más en última instancia. Y por eso la infraestructura es importante y probablemente uno de los mayores desafíos. Y no es sólo un desafío para mí, lo es también para los diseñadores. Otro desafío es cambiar la percepción de los productos africanos. Aunque los consumidores sofisticados lo saben, va a hacer falta mucho marketing para deshacer el daño que nos han causado los medios.

Las historias que se han contado sobre nosotros, e incluso las que nos hemos contado a nosotros mismos, han arraigado. Para nosotros es un enorme desafío ayudar a que las personas comprendan que los productos africanos fabricados a nivel local pueden ser de alta calidad.

Una proporción especialmente alta de empresarios son inmigrantes, ¿por qué creen que sucede eso?

Creo que es porque tenemos una responsabilidad. Actualmente estoy en Nigeria trabajando en un proyecto, y estar en casa me ayuda precisamente a tener perspectiva. Te das cuenta de que hay personas que viven en diferentes condiciones y circunstancias y de que no eres mejor que ellos en absoluto. No eres más inteligente que ellos, no tienes más talento que ellos. Simplemente tienes la suerte de contar con todos los recursos y el entorno adecuados para viajar y poder conocer otras culturas.

Creo que la responsabilidad que tienen los empresarios, la responsabilidad que tienen consigo mismos, sus familias y el lugar de dónde vienen, es lo que los impulsa a llegar mucho más lejos para tener éxito.

¿Qué ventajas crees que te ha ofrecido el carácter mixto de tu experiencia cultural? ¿Atribuyes tu éxito a tu identidad cultural? Por favor, dinos por qué.

Por Dios, ¡sí! De manera natural vienes a Nueva York con una perspectiva diferente, y eso te ayuda a ver oportunidades donde otros no lo hacen. Tratas a las personas con empatía y respeto porque entiendes lo que se siente al ser alguien de fuera. Y aprender de diferentes culturas te ayuda a desaprender ciertas cosas en las que creías anteriormente. Por eso ser nigeriano y tener una cultura diferente ha sido muy útil.

¿Qué te motiva y te impulsa?

Me motiva el propósito de la compañía. Quiero ayudar a crear empleo en Nigeria, así como en todo el continente, y fomentar la cultura, por eso la creamos y por eso queremos seguir haciéndolo durante décadas. Siento que tengo mucha suerte de estar donde estoy, por lo que es mi responsabilidad contribuir en lo que pueda.

“A

“A

¿Por qué es importante el envío de dinero?

¿Tú o tu familia enviáis dinero a Nigeria y, de ser así, cuál es su importancia?

Envío dinero a todos. Envío dinero a familiares, amigos y diseñadores. Pago a personas aquí, como a los creadores de contenidos de la página web. Incluso me envío dinero a mí mismo cuando estoy en Nigeria trabajando en algún proyecto.

“A

Envío dinero para recordarles que los quiero, y a veces envío dinero para ayudarlos. Y en lo que respecta a los proyectos de ONCHEK u otros negocios, las transferencias son importantes para pagar a las personas por los servicios prestados.

“A

“A

#PorQuéTrabajamos