Kate Bevan   15 diciembre 2017

Hay mucho que decir sobre cómo hacer sus compras navideñas desde la comodidad de su sofá. Picture: Mike McCune / Flickr

Con la temporada de vacaciones a la vuelta de la esquina, muchos de nosotros preferiríamos comprar regalos por Internet en lugar de desafiar a las multitudes en las tiendas. Según una encuesta de Deloitte, este año, el 55 % de las personas encuestadas planean hacer sus compras navideñas en Internet, y el 36 % usará una aplicación de pago móvil.

Pero, aunque evites el estrés y ajetreo de las compras navideñas haciéndolas por Internet, no olvides que los estafadores estarán al acecho durante el período festivo.

El año pasado, en el Reino Unido, los compradores perdieron casi 16 millones de libras por estafas, según Action Fraud, lo que supone un 60 % más que el año anterior.

Y no solo por Internet, también pueden estafarte al salir de compras o de celebración. Para ayudarte a mantenerte seguro durante estas vacaciones, hemos recopilado algunos consejos.

Has de saber a quién le estás comprando.

Intenta comprar solo en tiendas establecidas y de confianza. Si entras en la página web de una tienda de la que nunca has escuchado hablar, búscala en Google: ¿qué dicen otros compradores sobre ella? ¿Cuánto tiempo lleva abierta? Compara el precio del artículo que estás pensando comprar en esa tienda con otras tiendas en Internet: ¿el precio parece demasiado bueno para ser verdad?

Si vas a comprar en pequeños comercios, comprueba si venden a través de una plataforma de comercio electrónico más grande como Amazon, Etsy o eBay, donde cuentas con protección si la compra no va bien. Y nunca pagues mediante transferencia bancaria directa. Si un pequeño minorista no ofrece pago con tarjeta, puedes usar un servicio como PayPal.

Fíjate en la dirección de la web

Busca el candado en el campo de la URL de tu navegador y comprueba que la dirección del sitio web empieza por «https://» . La «s» significa «seguro» e implica que toda la información que envías al sitio web, como los detalles de tu tarjeta de crédito, están encriptados.

Estate atento a los sitios web falsos que simulan ser tiendas de verdad. Los estafadores crean sitios web que parecen reales para robar datos de tarjetas de crédito, con cambios engañosos como usar un símbolo «1» o una «I» mayúscula en lugar de una «L» minúscula. Esto puede ser muy difícil de detectar, por lo que la mejor forma de protegerte es escribir la dirección web de la tienda tú mismo, o consultar en Google cuál debería ser la dirección web de la tienda.

Si un minorista no ofrece el pago con tarjeta de crédito o débito, use un servicio como PayPal en su lugar. Nunca pague mediante transferencia bancaria directa. Picture: frankieleon / Flickr

Cuidado al hacer clic

Ten cuidado con las ofertas no solicitadas que llegan a tu correo provenientes, supuestamente, de una tienda. Si recibes un correo electrónico con una oferta increíble de algo que quieres comprar, no hagas clic en el enlace del correo, dirígete directamente a la tienda.

Ten especial cuidado si recibes un correo electrónico solicitándote que inicies sesión en una tienda o en un servicio de envío como DHL. Se trata de un correo electrónico fraudulento creado para robarte las contraseñas. Como antes, escribe la URL tú mismo y recuerda que ninguna entidad de confianza te pedirá iniciar sesión desde un enlace en un correo electrónico.

Acabar con el correo basura

Ten cuidado con el registro en los sitios web: la mayoría de ellos quiere enviarte correos electrónicos comerciales, así que atento a las casillas de verificación cuando completes tus datos. Aunque las leyes europeas de datos requieren que tu consentimiento sea «activo», es decir, que digas sí a las comunicaciones de marketing marcando una casilla que esté claramente señalada, encontrarás muchos sitios web en otras partes del mundo que son menos transparentes. Permanece atento, por ejemplo, a las casillas que debes desmarcar para rechazar los correos comerciales; o al texto diminuto relegado a la parte inferior de la página.

Es útil crear una dirección de correo electrónico separada para compras en Internet y mantener así tu bandeja de entrada principal libre de posibles mensajes no deseados.

Usa una contraseña diferente y segura para cada tienda web, no uses siempre la misma. Usa un administrador de contraseñas como LastPass, Dashlane o KeePass, que generan y administran las contraseñas por ti.

A veces, tienes que aventurarte fuera de casa y hacer algunas compras navideñas o ir a alguna celebración. Aquí tenemos algunos consejos para ayudarte a mantenerte seguro cuando estás fuera de casa.

¿El cajero automático que estás utilizando es seguro? Preste atención a los signos de alteración. Picture: redspotted / Flickr

Protege tu PIN

¿Quién está detrás de ti? ¿Puede ver cómo introdujiste el PIN de tu tarjeta? Si estás pagando por algo, tapa el teclado de la máquina de tarjetas mientras tecleas tu código o, mejor aún, usa tarjetas «contactless» cuando sea posible.

E incluso mejor que las tarjetas «contactless» —que pueden ser robadas— es usar tu teléfono para hacer pagos «contactless». No solo está relacionado con la forma en que se gestionan los pagos, sino que, obviamente, el teléfono debe desbloquearse antes de tocar el terminal de la tarjeta para realizar el pago, además de que cuenta con un registro de tus gastos.

Ojo con los cajeros automáticos

¿Vas a sacar dinero de un cajero? Además de asegurarte de que no haya nadie detrás de ti mirando cómo introduces el PIN, debes contemplar posibilidad de que el cajero automático haya sido manipulado.

Antes de usar un cajero automático, comprueba que no haya señales obvias de manipulación alrededor del lector de tarjetas y del teclado. Si hay otro cajero automático, fíjate en si hay diferencias obvias entre los dos. Si es posible, usa un cajero que esté dentro del banco, son más difíciles de manipular para los delincuentes.

Cubre el teclado con la mano mientras introduces tu PIN. Los delincuentes, a menudo, instalan pequeñas cámaras sobre el teclado para grabar el PIN.

¿Quién tiene tu tarjeta?

Si pagas por algo con tarjeta, no dejes que desaparezca de tu vista. En una tienda de confianza, el empleado te traerá el lector de tarjetas y apartará la vista mientras introduces tu PIN para realizar el pago.

Ya sea que vaya a las tiendas o se quede en casa, ¡haga sus compras de forma segura! Picture: Better Than Bacon / Flickr

Redes WiFi y seguridad

¿Vas a utilizar Internet para ver tu cuenta bancaria o pagar por algo estando fuera de casa? No uses redes WiFi gratuitas. Los delincuentes pueden configurar puntos de acceso llamados «gemelo malvado» que tienen apariencia de servicio de confianza. Una vez conectado, los delincuentes interceptarán los datos que envíes.

En su lugar, usa la conexión 3G o 4G de tu teléfono para conectarte a Internet, ya sea directamente a través de tu teléfono o utilizándolo como punto de acceso para una tableta u ordenador portátil.

Y, por último, ya sea fuera de compras o en el sofá, asegúrate de que tus dispositivos están actualizados con todos los parches de software y, si son dispositivos Android o Windows, de que el antivirus también está actualizado. Android es particularmente vulnerable a las aplicaciones maliciosas que roban datos, ya que aprovechan su estructura de código abierto, por lo que es muy importante que sepas cómo se comportan las aplicaciones en tu teléfono.