Fiona Graham, Head of Content   19 octubre 2016

Jackline (izquierda) y Linda Wanjala, dos hermanas con medio mundo de distancia entre las dos. Fotografía: WorldRemit

Linda y Jackline son hermanas.

Pese a llevarse cinco años, son las mejores amigas. Y como todos los amigos hablan todo el tiempo, dándose consejos y escuchando cada una los problemas de la otra.

El tipo de brecha que las separa es de otro tipo: 6000 millas de distancia.

Linda vive en Weston-super-Mare, en el Reino Unido, con sus padres y el hermano menor, mientras que Jackie está en Nairobi, Kenia, con sus dos hijos pequeños, una niña de cinco años y un niño de apenas 18 meses.

Jackline con su hija de cinco años y su hijo de 18 meses. Fotografía: WorldRemit

Ambas son estudiantes. Linda, de 20 años, acaba de terminar un curso de viajes y turismo en la universidad. Jackie está en la universidad estudiando desarrollo comunitario y trabajo social, y al terminar desea trabajar con personas de comunidades desfavorecidas.

"Yo nací y crecí en Kenia. Vine aquí principalmente por los estudios", afirma Linda.

"Mi padre llegó aquí antes y después mi madre, entonces decidieron traernos".

La costa británica puede ser soleada, pero es mucho más fría que Kenia. Fotografía: WorldRemit

Le llevó algún tiempo adaptarse a su nueva vida.

"Las primeras impresiones fueron como, ¡guau! Hacía mucho frío. Era enero... hacía frío de verdad, muy distinto de Kenia", afirma.

Jackie se quedó en Nairobi. Durante la semana vive en una pequeña habitación alquilada, mientras su tía cuida a sus hijos en el hogar familiar. Los fines de semana toma un matatu para ir a verlos.

Cuando, raramente, consigue un rato para sí misma, a Jackline le encanta leer. Fotografía: WorldRemit

"Mis niños son lo primero. No puedo irme mientras ellos todavía son pequeños y van a la escuela", confiesa.

"No veo a mi familia muy a menudo, puede que dentro de dos o tres años consiga verlos.

"Extraño a mis padres porque son las personas más solidarias que he conocido. Siempre han estado ahí, para lo bueno y para lo malo; me han visto cometer errores en mi vida y nunca han dejado de confiar en mí. Me han querido y han cuidado de verdad de mí hasta ese punto".

Jackline se mantiene ocupada durante la semana con sus estudios. Fotografía: WorldRemit

"Estar separada de mi familia no es algo fácil de sobrellevar".

Pese a lo mucho que echa de menos a su familia, Jackie sabe que así es como tiene que ser.

"Tengo dos personas que me mantienen ocupada, que me hacen sentir en paz, mis hijos".

La distancia también es difícil para Linda.

"Lo que más echo de menos de Kenia... Yo diría que la comida, la comida es bastante diferente. Las aventuras, por supuesto, yo solía ir de vacaciones, íbamos con la familia de mi abuela, con la familia de mi madre y con la familia de mi padre, y con amigos, por supuesto, a quienes más echo de menos es a mis amigos".

A pesar de la distancia, Linda y su hermana están cerca. Fotografía: WorldRemit

A pesar de todo, las hermanas se han mantenido cerca.

"Ella es mi hermana mayor, es muy protectora, es casi como mi segunda madre en cierto modo", afirma Linda.

"Era muy agradable, porque hacíamos muchas cosas juntas: ir de compras, acampar el domingo, echo de menos todo eso..."

Jackie también extraña a su hermana.

"Ella es... una persona muy trabajadora, cariñosa, muy madura y comprensiva".

"Se ha mantenido a mi lado, pese a que estamos a miles de millas la una de la otra. A veces ella me ayuda mucho económicamente. La quiero por lo que es".

Weston-super-Mare es una ciudad balneario en el suroeste de Inglaterra. Fotografía: WorldRemit

Las hermanas se mantienen en contacto con sus móviles, charlando por Skype, por WhatsApp y mediante mensajes de texto.

Lo más importante es que haberse mudado al Reino Unido significa que Linda y sus padres pueden cuidar de Jackie en Kenia. Sabe que está en buenas manos.

"Si no se hubieran marchado, no estaríamos donde estamos ahora. El apoyo que me están dando es increíble", confiesa Jackie.

"El dinero que recibo de mis padres y de mi hermana básicamente me permite seguir en la escuela. Puedo hacer algunas compras. También puedo pagar el alquiler de mi casa".

El dinero va al instante a la cuenta de Jackie en M-Pesa Mobile Money, así que puede pagar facturas, el alquiler y las cuotas de la escuela directamente desde su teléfono móvil.

La familia de Jackline le envía dinero usando WorldRemit directamente a su cartera de dinero móvil en M-Pesa. Fotografía: WorldRemit

"Fue mi familia la que me introdujo en WorldRemit. Empezaron a enviar dinero. Recibes el dinero inmediatamente. Recibes mensajes de confirmación inmediatamente", afirma Jackie.

Su familia le ha dado a Jackie un futuro.

"Mi madre y mi padre han cumplido con su parte, ahora tengo una educación. El siguiente nivel para mí es trabajar duro de todas las formas posibles y ser capaz de ahorrar y organizarme para cuidar de mis niños", afirma.

Como tantas familias de todo el mundo, los sacrificios que han hecho han valido la pena.

"No lo eliges, no te levantas una mañana sin más y dices, "voy a estar lejos de mi familia", confiesa Linda.