Estuvimos encantados de tener la oportunidad de hablar con nuestro socio comunitario Melchor Galeon. Nos compartió su interesante viaje desde mudarse de Filipinas a Toronto, Canadá hasta fundar la exitosa cadena de comida filipina FV Foods. También hablamos con él sobre su experiencia como migrante en Canadá y su asociación actual con WorldRemit.

¿Cómo empezaste FV Foods?

“Fundé FV Foods en Toronto hace 21 años. Vine de Filipinas en 1998 para el festival Mabuhay representando a mi provincia de Quezon. Traje productos para exhibir en el festival y vi que había mucha gente ansiosa por nuestros productos filipinos.

Así que, al ver la oportunidad, decidí quedarme y perseguir mi sueño de tener un negocio de comida aquí en Canadá. Mi esposa, Flora Vinjola, realmente me ayudó y guió. Es por eso que FV Foods lleva su nombre: FV son las siglas de Flora Vinjola.

Realmente no estábamos planeando tener un gran negocio. El plan era solo cocinar y distribuir a unos pocos clientes. En ese momento no había planes para abrir un restaurante.

Solo cocinaba en mi deartamento y distribuía en tiendas filipinas. Cocinaba auténticos postres dulces filipinos, como ube halaya, sapin-sapin y puto. Luego comencé a hacer tortas como natillas y mamon, así como pan como ensaymada.

Flora me ayudó. De hecho, inicialmente ella era nuestra repartidora. Se hizo difícil cocinar en nuestro pequeño departamento, así que buscamos una cocina pequeña y en 2000 registramos una cocina comercial.

El negocio creció y creció y después de 5 años nos mudamos a una ubicación más grande, donde todavía estamos. Empezamos con una cocina de 2 mil pies cuadrados (185 m²) y ahora estamos en una fábrica de 8 mil pies cuadrados (743 m²) en Scarborough.

Luego, después de 8 años, al ver que había un mercado real para la comida filipina, abrimos nuestro restaurante. Ahora tenemos el restaurante, así como nuestro negocio mayorista".

Ahora que ya te estableciste en Canadá, ¿qué opinas de las Filipinas?

“Conozco a muchos filipinos que siempre están “viendo hacia atrás”. Para ellos, Canadá es un segundo hogar y las Filipinas sigue siendo su hogar principal. Eso es porque muchos de ellos tienen familia ahí.

Pero me siento muy feliz de ser canadiense. Este es mi principal hogar ahora y las Filipinas definitivamente es mi segundo hogar, aunque siempre está en mis pensamientos, al igual que mi familia que vive ahí.

Mi madre vive en las Filipinas, pero no creo que estaría feliz de mudarse a Canadá a los 86 años. Por eso la apoyo desde aquí, enviando dinero todos los meses, para medicamentos y sus cuidadores, todo lo que necesite.

También tengo una hermana y hermanos ahí. Les envío dinero con WorldRemit a veces para ocasiones especiales como días festivos y cumpleaños. Pero le envío a mi madre todos los meses para apoyar su vida diaria. Así que, sí, nunca nos olvidamos de las Filipinas.

Como empresario y líder comunitario, he participado en la recaudación de fondos y el envío de dinero a los necesitados en Filipinas. Eso ha sido especialmente importante durante la pandemia".

¿Puedes contarnos un poco sobre tu asociación con WorldRemit?

“Realmente hemos estado trabajando con WorldRemit desde el principio. He estado con la marca desde que comenzaron a promocionarse en la comunidad filipina.

Realizamos promociones para ellos en nuestra tienda por donde pasa mucha gente. Normalmente yo hago la promoción, ¡incluso en TikTok! Hice TikToks debido a la pandemia y todo mundo parece estar viendo TikToks en este momento. También usamos Facebook e Instagram. Así es como ayudamos a WordRemit a distribuir sus noticias y ofertas a la comunidad filipina aquí".

¿También estás involucrado en el trabajo comunitario?

"Sí. El año pasado, en mi cumpleaños, empece FV Cares, una fundación relacionada con FV Foods. Su objetivo es ayudar a los nuevos inmigrantes en Canadá y alimentar a las personas sin hogar mediante el apoyo a los bancos de alimentos.

El trabajo principal que queremos hacer es alimentar a los que sufren de hambre en el área de Toronto. Durante la pandemia, FV Foods también donó alimentos a los trabajadores esenciales en forma de comidas y snacks gratuitos, especialmente para el personal de hospitales y hogares de ancianos. Pero ahora mismo nuestro principal proyecto es trabajar con bancos de alimentos, donando comida y pan”.


Back to Home